Si algo caracteriza a Eres Algo Inesperado es que se creó con la idea de compartir todo tipo de experiencias y conocimientos que pudiesen servir a los demás, por ello hoy quiero compartir contigo la decepcionante experiencia de compra Online en Mercadona.

Hasta hace varios meses, en mi casa era normal acudir a hacer la compra del mes a la tienda física de Mercadona, pero algo nos hizo cambiar de opinión e intentar apostar por comprar Online, así evitaríamos la pesada tarea de ir Mercadona, comprar, volver a casa, descargar y colocar la compra. Así que busqué la página web de Mercadona y me dispuse a realizar la compra online.




En primer lugar, nos encontramos con una página de inicio donde se nos ofrecen diferentes opciones, como son la de la propia compra online, la factura online, la posibilidad de sacar la tarjeta Mercadona, acceder a su portal de empleo o simplemente conocer un poco más a cerca de Mercadona.

Inicio - Mercadona

Inicio – Mercadona

Escogemos la opción de compra online y nos obligará o bien a registrarnos como cliente o acceder a nuestra cuenta para poder proseguir con la compra.

Acceso - Mercadona

Acceso – Mercadona

Una vez nos hemos o registrado o accedido con nuestra cuenta anteriormente registrada nos encontramos con una página completamente arcaica, auténtica de la generación 1.0, donde el usuario es completamente pasivo, ya que la interactividad es completamente nula, no existe ni una fotografía de los productos que tienen a la venta, lo cual dificulta muchísimo la tarea de elegir entre un producto u otro.

Página inicio - Mercadona

Página inicio – Mercadona

En el lado izquierdo de la pantalla encontramos las diferentes secciones con todos los productos que se pueden encontrar en Mercadona. Si además, pulsamos en el nombre de la sección, se muestra una tipología de productos que ayudará a encontrar los productos que buscamos. En su intento de agilizar la tarea al usuario, arriba de este menú lateral izquierdo existe un buscador donde podemos localizar un producto o marca.

En el centro de la pantalla vemos los productos disponibles según lo que hayamos consultado. Si hacemos doble clic sobre alguno de los productos con la intención aclararnos un poco sobre qué producto es, se nos ofrece una breve descripción del producto, que sin duda no termina de disipar las dudas, o al menos no de la misma forma que lo haría una fotografía, por ejemplo.

Ejemplo de búsqueda de producto (Espuma)- Mercadona

Ejemplo de búsqueda de producto (Espuma)- Mercadona

Por último, en el lado derecho de la pantalla tenemos dos opciones diferentes. La primera de ellas es la cesta de la compra, o como ellos lo denominan, el ticket actual. En él se muestran los productos que hemos ido seleccionando. Estos pueden ser modificados en todo momento, es decir, podemos añadir y quitar cantidades, borrar un producto e incluso imprimir nuestro pedido. En segundo lugar, está la opción más útil de toda la página web, la de las listas. Mercadona está acertado añadiendo esta opción y es que permite guardar listas de compra, agilizando en un futuro el proceso a aquellos consumidores que normalmente realizan compras similares. Así, si guardamos nuestra lista de compra en este apartado, si decidimos volver a realizar la compra online podemos recuperar la lista y simplemente añadir o quitar productos, evitándonos la tediosa tarea de buscarlos de nuevo.

Finalmente, una vez hemos completado nuestro pedido elegimos la opción de formalizar, la cual nos llevará a un breve formulario en el cual deberemos introducir nuestros datos de cliente, la forma de pago que prefiramos, la dirección de entrega del producto y, finalmente, el horario en el que queremos que se nos entregue el pedido.

Datos del Cliente, Formas de Pago, Direccion de Entrega, Datos del Pedido

Datos del Cliente, Formas de Pago, Dirección de Entrega, Datos del Pedido – Mercadona

Resaltar, que los gastos de envío a casa son 7,21€, sea cual sea la cantidad de nuestro pedido. Son los gastos de envío más altos del sector.

Una vez hayamos enviado el pedido, tenemos la opción de modificar el pedido, mediante la cual podemos cambiar algunos detalles de nuestra compra, como por ejemplo eliminar algún producto.

Ya sólo tenemos que esperar a la hora que hayamos decidido para que traigan nuestro pedido a casa. En mi caso, las veces que he realizado el pedido online han sido puntuales con la hora y además han colocado el pedido donde les hemos indicado. Un aspecto bastante positivo de la entrega es que los productos vienen en unas bolsas de plástico enormes y separados según la sección a la que pertenezca para agilizar la recogida.

Ejemplo de pedido

Ejemplo de pedido

Entonces, después de todo lo explicado ¿Por qué me resulta decepcionante? Sencillo, bajo mi punto de vista es cierto que muchos son los aspectos positivos que tienen realizar el pedido online, los cuales han sido recalcados.

Sin embargo, considero que siendo Mercadona la segunda empresa familiar más grande de España, después de El Corte Ingles, y generando una facturación de 17.831 millones de euros, y un beneficio neto de 474 millones de euros; podría invertir en la mejora de la usabilidad de su página web, teniendo en cuenta el tipo de cliente que decide realizar la compra online.

Por ello, creo que deberían mejorar la disposición de su página web, convirtiéndola en una web 2.0 y enfocándola completamente al usuario, dejando a un lado esa web completamente estática para dar paso a una donde el usuario participe y colabore. Además, opino que deberían incluir una fotografía y una mejor descripción que clarifique el producto por el cual nos estamos decantando, porque es muy complicado estar completamente seguro del producto que estamos eligiendo sin tener que recurrir a buscarlo en Google.

Datos del Producto - Mercadona

Datos del Producto – Mercadona

Igualmente, opino que los gastos de envío son un poco elevados. Es cierto y completamente comprensible, que deben existir unos gastos de envío, pero creo que estos gastos deberían variar dependiendo de la cantidad del pedido que se realice, ya que obviamente no es lo mismo, realizar un pedido de 50€ que de 100€. En este aspecto, Carrefour, le saca ventaja, ya que los gastos varían en función del importe de la compra; o por ejemplo la tienda online de Hipercor también ofrece la posibilidad de realizar la compra desde la web y recogerla en uno de sus centros que ofrezcan servicio Click & Car sin coste adicional.

Bajo mi punto de vista, estas pequeñas sugerencias podrían mejorar la experiencia de compra de Mercadona con creces y no supondrían un enorme desembolso para la empresa.

En definitiva, y a modo de cierre, una vez que hemos realizado una primera lista de compra y cerciorado de que son realmente los productos que queremos, la experiencia es positiva, pero eso no quita que existan aspectos que podrían ser mejorados.

¿Qué te ha parecido? ¿Has realizado la compra alguna vez en Mercadona Online? ¿Eres de lo que prefiere ir a la tienda física?. Si quieres compartir tu experiencia con nosotros ya sea sobre Mercadona o cualquier otro supermercado déjalo en los comentarios. 🙂